load

Fontanero

fontanero

Hay varios consejos que merece la pena que tengas en cuenta para contratar al fontanero más adecuado para reparar tu avería:


¿Qué necesitas saber para contratar un fontanero?

  • Qué quieres contratar. Lo primero que debes tener muy claro es el trabajo que quieres contratar. Un trabajo bien acotado puede facilitarle al fontanero la tarea. Cuanto más específico seas, más preciso será el presupuesto, y con más rapidez se solucionará la avería.
  • Materiales y herramientas necesarios. Los materiales y las herramientas serán responsabilidad del fontanero. Los materiales serán elegidos por ambas partes. Es muy habitual que los fontaneros ofrezcan diferentes opciones de materiales, para que el cliente elija según sus necesidades y según el presupuesto máximo que está dispuesto a soportar.
  • Tipo de fontanero. Podemos clasificar a los fontaneros de acuerdo a unos tips concretos. Por ejemplo, si no es una avería urgente, será mejor no contar los servicios de un fontanero de urgencia o un fontanero 24 horas. Las tarifas de estos fontaneros son mayores, y en muchos casos no merece la pena. También podemos clasificar a los fontaneros de acuerdo a su especialidad. Si, por ejemplo, identificamos que nuestra avería está causada por atasco en la tubería, tenemos la posibilidad de contratar a un fontanero especialista en atascos. Esto nos asegura que el servicio será de calidad, ya que se trata de un profesional especializado en este tipo de incidencias.

¿Cuáles son las averías más comunes?

La gravedad de las averías en fontanería, pueden variar en función de la pieza que se haya estropeado, y sobre todo de la rapidez con la que acometamos la reparación. Una de las causas más frecuentes de la aparición de averías graves, es no reparar la avería cuando aún no ha llegado a ser un problema importante. Los desperfectos causados en el resto de la vivienda a consecuencia de una avería grave, pueden evitarse si sabemos identificar una pequeña avería, y la reparamos a tiempo, sin que llegue a mayores. En Multihelpers, hemos identificado las averías de fontanería más comunes, que pueden solucionarse rápidamente sin llegar a ocasionar desperfectos en el resto de la vivienda.

  • Atascos. Las tuberías de las viviendas trabajan a pleno rendimiento durante todo el día. Un excelente cuidado y mantenimiento de las mismas, no evitará que en algún momento de nuestra vida nos encontremos con alguna tubería atascada. Aún así, es importante evitar esta situación en la medida de lo posible, no desechando la comida por el fregadero, y evitando que pelos y otros elementos susceptibles de atascar las tuberías, cuelguen de los lavabos y fregaderos.
  • Cisternas estropeadas. Los mecanismos de las cisternas están preparados para un uso muy frecuente; sin embargo, las averías en estas son muy frecuentes. El alcance de estas averías puede variar muchísimo. Podemos encontrarnos desde un simple fallo del mecanismo de succión, hasta una fuga de agua que cause graves daños en la vivienda. Lo positivo de estas averías es que en la mayoría de casos, su reparación es muy sencilla.
  • Grifos que gotean. El goteo de los grifos es una de las causas más habituales por las que los particulares solicitan los servicios de un fontanero. Las causas de este tipo de averías pueden deberse a un mal uso de los grifos o simplemente a un envejecimiento de los mismos.
  • Fuga de agua en la ducha. Esta es otra de las averías más comunes por las que los usuarios necesiten el servicio de un fontanero. Al igual que en el caso de los grifos, las causas más comunes suelen ser un mal uso de los materiales o un envejecimiento de los materiales de la ducha. Normalmente, esta avería se soluciona cambiando las piezas o sellándolas con algún material impermeable.

En cualquier caso, debemos analizar la gravedad de la avería y tener en consideración la urgencia de la misma. Recuerda que acometer con rapidez la reparación de la avería puede suponer que esta no vaya a mayores, lo cual conlleva un menor coste de reparación.

¿Qué averías puedes solucionar por tí mismo/a?

Antes de solicitar los servicios de un fontanero, deberías analizar el tipo de avería que se ha producido. Hay determinadas averías en fontanería que puedes tratar de reparar por ti mismo. En muchos casos, simplemente se trata de cambiar alguna pieza o realizar algún ajuste mínimo.

Es bastante habitual notar que el fregadero de la cocina traga lento. En la mayoría de los casos, se debe a que la tubería está parcial o totalmente atascada. Puedes intentar arreglarlo con un succionador de agua. En ocasiones, con esto es suficiente para desatascar la tubería y que de esta manera el fregadero vuelva a tragar el agua de forma normal.

También puede darse el caso de que sea el desagüe de la bañera el que vaya lento porque las tuberías se atasquen con los restos de cabellos. Simplemente con un desatascador y unas pinzas puedes retirarlos. Además, desde Multihelpers aconsejamos, para evitar que vuelva a suceder, acostumbrarse a limpiar el desagüe de forma habitual después de cada ducha.

Otra de las averías de fontanería más frecuentes es que las tuberías goteen, sobre todo en las juntas. A veces repararlo es tan sencillo como apretar ambas partes. Aunque sea lo más habitual, el goteo no siempre se da en las juntas. Si se presenta en el centro de la tubería, puedes desmontar el tubo, cortar en la zona afectada, instalar una rosca y unirlos con una junta.

Por último, otra de las averías más habituales relacionadas con la fontanería, anteriormente comentada, es el goteo de los grifos, el cual puede venir derivado de un mal uso, de una mala instalación o simplemente por envejecimiento. Lo primero es que te asegures de que están ajustados correctamente. Por lo general, cuando los grifos gotean, simplemente necesitan un ajuste o el cambio de alguna pieza.

Independientemente de estas pequeñas indicaciones, si la situación se complica o no tienes tiempo para arreglar estas averías, lo mejor es contar con los servicios de un fontanero profesional a domicilio.

¿Por qué contratar un fontanero de confianza para reparar averías graves?

De la misma manera que ante averías de mayor calado en el vehículo recurres a un taller especializado, contar con los servicios de un fontanero a domicilio es clave para arreglar determinados desperfectos con la máxima garantía de calidad.

Identificamos principalmente dos razones de peso para contar con los servicios profesionales de un fontanero.

  • Por un lado, un fontanero autónomo cuenta con los conocimientos y la experiencia profesional suficiente para que los resultados sean los de la mayor calidad posible. Ya sea para cambiar la grifería, reparar una caldera en mal estado o cualquier otra tarea, un fontanero profesional te asegura que la reparación se realice con precisión y profesionalidad.
  • Por otro lado, este profesional dispone de las herramientas necesarias y adecuadas para realizar todos los trabajos de fontanería. Unas herramientas adecuadas pueden marcar la diferencia en cuanto a rapidez y sencillez de acometimiento.

¿Qué es la tarifa de desplazamiento?

La tarifa de desplazamiento es el precio que cobra un fontanero por acudir a tu domicilio. Normalmente, el precio lo fija el fontanero, pero en algunos casos en posible pactar o negociar el precio de antemano, dependiendo de la distancia y de las horas que necesite el fontanero para realizar el trabajo. Por ejemplo, Multihelpers ofrece al cliente, la oportunidad de prefijar el precio final que va a pagar por el servicio ofrecido por el fontanero.

¿Cómo valorar la calidad de un servicio de fontanería?

Algunas malas experiencias con fontaneros, pueden provocar que tengamos una visión un poco distorsionada de lo que supone recibir un servicio de fontanería de calidad. Por ejemplo, si estamos acostumbrados a que los fontaneros lleguen, por normal general, 20 minutos tarde a la cita, asumiremos inconscientemente de que eso es lo normal en este tipo de servicios, pero esto no debería ser así. Tienes que exigir unos mínimos en el servicio. Si no sabes por dónde empezar, nosotros te marcamos unas pequeñas pautas para saber valorar un servicio de calidad.

  • Rapidez. Si tienes un problema de fontanería grave, necesitas que el fontanero acuda a tu domicilio cuanto antes. Las averías relacionadas con la fontanería pueden intensificarse en gravedad si no se solucionan a tiempo. Unas horas pueden marcar la diferencia entre una pequeña avería, y una gran avería. La rapidez es un factor clave.
  • Puntualidad. Es importante exigir seriedad y puntualidad. No debemos asumir como normal que los profesionales sean impuntuales. Es más, en algunas ocasiones, si el tiempo de espera es excesivo, deberíamos exigir una descuento de la tarifa, ya que la tarifa se acordó bajo unas especificaciones concretas, en las que se incluye la hora de llegada del profesional.
  • Factura. Siempre debemos exigir una factura detallada sobre el importe que nos han facturado. Es nuestra forma de demostrar que un profesional ha realizado un trabajo en nuestro domicilio. Además, la podremos utilizar como garantía para realizar una reclamación en el caso de que la avería no se haya reparado correctamente
  • Precio. En algunas ocasiones, nos podemos topar con un fontanero que se aproveche de nuestro desconocimiento de fontanería, y quiera inflarnos el precio. Afortunadamente, esto no es lo habitual, pero siempre deberemos tener cuidado e informarnos mínimamente de las causas y posibles soluciones de la avería. La ventaja de utilizar Multihelpers es que el precio lo pones tú, no hay sorpresas con los presupuestos.
  • Limpieza. Muy importante a tener en cuenta es la limpieza. No debemos permitir que tras la reparación de nuestro baño, cocina o cualquier estancia quede sucia, o desordenada. En el precio del servicio está incluida la limpieza de la zona de trabajo.
  • Garantía. Como comentábamos antes, la factura será la clave para exigir la garantía que todo servicio ofrece. La ley establece para este tipo de servicios una garantía de tres meses. Éste es el plazo en el que la factura cubre todos los gastos que se puedan ocasionar a causa de la reparación.

¿Cómo busco a un fontanero de confianza y de calidad?

La mayoría de usuarios que necesitan los servicios de un fontanero, suelen fiarse de opiniones de amigos y conocidos para seleccionar a ese fontanero de confianza que todos buscamos. Una ventaja de utilizar la plataforma de Multihelpers, es que en ella puedes leer las opiniones de otros usuarios que han requerido los servicios de los fontaneros que ponemos a tu disposición.

Cada uno de nuestros fontaneros está valorado de acuerdo a los últimos trabajos que han realizado a través de la plataforma. El objetivo de Multihelpers es facilitar la comunicación entre los usuarios y nuestros fontaneros, ofreciendo a los usuarios toda la información que está a nuestro alcance para que conozcan a ese fontanero de confianza, y sus habilidades, antes incluso de que se personen en los domicilios.

¿Cómo contratar a un fontanero a través de Mutlihelpers?

Encontrar un fontanero a domicilio con Multihelpers es muy sencillo. Si eres un particular que necesitas un fontanero online, te animamos a que te registres en nuestra plataforma y expliques cuál es tu problema. No te llevará más de dos minutos y, además, es totalmente gratuito. Recibirás las propuestas de fontaneros de confianza que resolverán la avería cuando quieras y al precio que tú decidas.

¿Quieres registrarte cómo fontanero en Multihelpers?

Si eres un fontanero autónomo, y quieres ganar un dinero extra a través de nuestra plataforma, entra en Multihelpers, regístrate como fontanero online y apúntate en aquellas ofertas que más te interesen. No tienes que pagar nada por convertirte en Helper en nuestra plataforma.