como planchar una camisa

Planchar es una tarea que, dependiendo de la prenda de que se trate, puede llegar a ser algo difícil. Por eso desde Multihelpers queremos darte unos sencillos consejos para que esta tarea no te resulte tan complicada. De entre todas las prendas, las camisas son una de las que más dificultades presentan.

Debemos prepararnos antes de comenzar a planchar. Una buena posición, una plancha en buenas condiciones y un lugar apropiado facilitará la labor posterior. La mejor superficie para el trabajo, es una tabla de planchar. Aunque sería posible utilizar una superficie plana como una mesa, no te permitirá llegar al nivel de precisión que te ofrecerá una tabla de planchar.  También debes comprobar que la base de la plancha esté limpia, y que el depósito de agua esté lleno.

Pasos:
  • Paso 1: Lo ideal es que comiences por el cuello. Ya que es una parte de la prenda que aguanta mejor las arrugas. Estiralo, y pasa la plancha con movimientos continuos tantas veces como sea necesario.
  • Paso 2: El siguiente paso son los puños de las mangas. Son parecidas al cuello. Después pasamos a las mangas. Se puede utilizar una herramienta especial llamada manguito. Esta es una tabla de planchar más pequeña, que se introduce en la manga y permite un planchado más preciso. Pero si no tienes, no te preocupes, plánchalas de forma normal en la tabla.
  • Paso 3: Ahora le toca el turno a los hombros. Con un gesto parecido al que hacemos para meter el brazo por la manga, colocamos la camisa en la punta de la tabla. Así dejamos el hombro en la parte superior de la tabla. Lo planchamos de forma continua y ejerciendo una presión suave.
  • Paso 4: Para acabar, deberemos planchar la pechera y la espalda. Dejamos estas partes para el final, porque en la manipulación del planchado tienen más riesgo de arrugarse. Sin embargo, sería conveniente que tuviésemos cuidado para no arrugar el trabajo hecho. bes planchar el resto de la camisa con cuidado de no arrugar el trabajo ya realizado. Colocamos la mitad de la pechera en la tabla, dejando colgar el resto de la camisa, y la planchamos. Planchadas las dos partes, colocamos la espalda y repetimos el proceso.

Siguiendo estos sencillos pasos, lograrás la camisa perfecta. Esperamos que así consigas lucir tus mejores camisas en condiciones perfectas, para tus citas más importantes.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *