Quitar óxido con Coca Cola: ¿funciona?

Quitar óxido con Coca Cola

Muchos son los productos que nos ofrecen los diferentes establecimientos para eliminar el óxido de los elementos metálicos de nuestra vivienda o nuestras herramientas. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de componentes presentes en el mercado, muchas veces nos preguntamos si quitar el óxido con Coca Cola funciona. Esta pregunta se debe al reducido coste de este producto en comparación con las marcas profesionales encargadas de llevar a cabo esta acción y, además, debido a que en muchas ocasiones contamos con una botella que podemos utilizar en la nevera de nuestras casas.

Quitar óxido con Coca Cola

Limpiar el óxido de aquellos elementos metálicos que formen parte de nuestra vivienda o que se encuentren dentro de la misma (como herramientas, partes de una bicicleta, de un coche…) es una tarea sencilla si contamos con los elementos adecuados. Así, si frotamos la superficie oxidada con un papel de lija y le añadimos ácido fosfórico, que es el componente que podemos encontrar en el interior de la Coca Cola para limpiar óxido, conseguiremos una superficie perfecta y un aspecto que parecerá recién salido de la fábrica.

Otra forma para limpiar objetos o partes de un elemento que contengan óxido es mojar con Coca Cola una parte de papel de aluminio, que también podemos encontrar en nuestras viviendas con facilidad, y frotar la superficie dañada.

Por último, si la pieza u objeto es lo suficientemente pequeño, podemos introducirlo directamente en el interior de un bote o recipiente y rellenar con Coca Cola hasta cubrirlo por completo. Dejaremos que el ácido fosfórico actúe durante un periodo de tiempo y podremos sacar el objeto introducido perfectamente limpio de óxido.

Coca Cola para limpiar óxido: alternativas

Además de quitar óxido con Coca Cola, existen otros productos caseros y ecológicos que podemos utilizar para quitar el óxido de los lugares que hayan sufrido de este proceso debido al agua o la humedad. De esta forma, si utilizamos zumo de limón o vinagre también conseguiremos que ese metal rojizo adherido en la superficie se separe de la pieza que queremos limpiar.

Las ventajas del zumo de limón y el vinagre a la hora de quitar el óxido son varias. En primer lugar, ambos productos pueden ser más económicos que la Coca Cola, ya que el precio para conseguir la misma cantidad de líquido es bastante inferior. Por otro lado, tanto el zumo de limón como el vinagre son productos más ecológicos que la Coca Cola ya que proceden de productos naturales y no tienen componentes químicos para conseguir su procesado. Por último, el factor más determinante es que ambos consiguen deshacerse del óxido de una manera mucho más efectiva que la Coca Cola. Así, conseguimos retirar la misma cantidad de óxido e incluso mayor en el mismo periodo de tiempo consiguiendo un resultado final de mayores garantías y calidad. Por estos motivos, a pesar de que la Coca Cola para limpiar óxido es una buena opción, es más recomendable tratar de utilizar alguna de las otras dos alternativas.

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *