Cómo quitar el gotelé de la pared

Cómo quitar el gotelé de la pared

Cómo quitar el gotelé de la pared suele ser una de las preocupaciones de nuestros clientes. Este método para pintar las paredes ha ido pasando de moda año tras año y hoy en día prácticamente está en desuso. Por esta razón, cuando nos disponemos a restaurar o renovar nuestra vivienda, uno de los primeros elementos que cambios es la textura de la pared. Pasar de una pared con gotelé a una pared lisa es un factor determinante para contar con un hogar moderno. Así, a pesar de no tener muchas complicaciones, es necesario tener en cuenta algunos consejos.

Qué es el gotelé

El gotelé es una palabra derivada del francés goutte o gouttelette que significa gota o gotita. Este significa se entiende al comprobar el aspecto que refleja la pared una vez se realiza esta técnica sobre ella. Así, para decorar una pared con gotelé, se esparce pintura al temple sobre la superficie habitual. Esta pintura al temple suele disponerse de forma más espesa de lo habitual.

Esta técnica era muy utilizada en el pasado. La razón principal para su uso es que se consiguen disimular mejor las imperfecciones en la pintura. Es, por tanto, una técnica utilizada cuando el pintor no es un especialista o alguien con una buena técnica. Para su aplicación, en la mayoría de las ocasiones, se utiliza una máquina. Así, se introduce la pintura por un hueco que contiene el aparato y, a través de una manivela, se proyecta sobre la pared. Esta acción es recomendable realizar a unos 15 o 20 centímetros de la pared. Por otro lado, el aparato utilizado para aplicar el gotelé se denomina tirolesa. En la actualidad, sin embargo, existen multitud de formas y herramientas para aplicar el gotelé. Así, por ejemplo, podemos aplicar diferentes colores en la pintura que va a ser proyectada sobre la pared.

Por último, la aplicación del gotelé requiere de entre 2 y 4 horas de secado para completar el proceso. Posteriormente, las “gotas” de pintura irán adquiriendo fuerza y permanecerán en la pared durante una gran temporada.

Quitar el gotelé de manera fácil

En primer lugar, para quitar el gotelé de la pared, debemos conocer el tipo de gotelé que tenemos en nuestra vivienda. Así, para reconocer el tipo de gotelé, debemos retirar una pequeña parte del mismo de la pared y diluir en agua. En caso de que se disuelva, la pared tendrá gotelé al temple. Por el contrario, si no se disuelve, el gotelé será de tipo plástico.

Posteriormente, debemos proteger la vivienda antes de comenzar con ningún procedimiento. Suelo, puertas, ventanas y mobiliario deben ser cubiertos y protegidos. A continuación, necesitaremos un producto denominado ecoestabilizador. Diluiremos este producto en agua y comenzaremos a aplicarlo sobre la pared. Una vez finalizado este proceso se pulveriza con agua la pared. Pasados unos minutos, podemos retirar el gotelé con una rasqueta. Es probable que una vez finalicemos este proceso aún queden marcas de gotelé. Por esta razón, volveremos a rociar con agua y retiraremos de nuevo los elementos de gotelé que aún este sobre la pared.

En el caso de contar con una pared decorada con gotelé plástico, el procedimiento será similar. Sin embargo, no necesitaremos utilizar agua y, al finalizar el proceso de eliminación, deberemos regularizar la superficie con una lija.

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *