¿Qué es lo que desean tus hijos de ti?

Esto solo es una historia que muestra que muchas veces no nos damos cuenta que el tiempo que pasa no vuelve y que hay que ver qué es lo realmente importante. Disfruta de tu tiempo, disfruta de los tuyos.

Hijo: «Papá, ¿puedo hacerte una pregunta?»

¡Únete a nuestra Newsletter para leer más post cómo este!

Signup now and receive an email once I publish new content.

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Papá: «Claro, ¿qué pasa?»

Hijo: «Papá, ¿cuánto dinero ganas en una hora?»

Papá: «No es asunto tuyo,¿por qué me haces esa pregunta?»

Hijo: «Sólo quiero saberlo, por favor dime cuánto».

Papá: Si quieres saberlo, gano 50€ en una hora».

Hijo: «Oohh…» (agachando la cabeza lamentándose)

Hijo: Papá, ¿puedo pedirte prestado 25€?»

El padre furioso

Papá: «La única razón por la que me preguntaste el salario es porque querías pedirme algo de dinero para comprarte algún juguete o alguna tontería!! ¡Vete directamente a la cama! Trabajo duro de sol a sol, para que vengas con esa actitud.

El niño se fue a su habitación triste y abatido y cerró la puerta.

El padre se sentó en el sofá y dándole vueltas todavía se enfurecía más. Pero tras un rato, se le pasó y se calmó. Fue entonces cuando pensó que quizá necesitaba comprar algo ya que no es habitual que su hijo le pidiese 25€.

Se acercó a la habitación de su hijo y abriendo la puerta silencioso;

Papá: «¿Estás dormido, hijo?

Hijo: «No papá»

Papá: «Estaba pensando que quizá he sido demasiado duro antes, ha sido un día muy largo y no debía haberte hablado así. Perdona hijo, y aquí tienes los 25€.»

El niño se sentó en la cama con una sonrisa que no le cabía en la cara;

Hijo:»Oh, muchísimas gracias papá» Sacando de debajo de la almohada otros billetes arrugados que tenía guardados.

Al verlo, el padre se empezó a enfadar de nuevo;

Papá:»¿Para qué quieres dinero si ya tienes?»

Hijo: «Porque no tenía suficiente, pero ahora si lo tengo».

Hijo: «Papá, tengo 50€ ahora ¿puedo comprar una hora de tu tiempo? Por favor, ven antes mañana y cenamos juntos».

El padre se quedó congelado. Abrazó rápidamente a su hijo y le suplicó que le perdonara.

Recuerda que si lo que necesitas es un profesional que te ayude a hacer cualquier reparación en tu hogar, al igual que reformas o limpieza, puedes pedir un presupuesto online completamente gratuito a través de este enlace. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

 

 

Tu casa en las mejores manitas