Como planchar una camisa de seda

La seda es una tela tan delicada que puede rasgarse o estropearse con facilidad, especialmente si no la planchamos como es debido. A continuación te dejamos algunos trucos para que no tengas ningún problema con esta tarea.

Consejos

  • 1. Revisa que la plancha no está sucia, pues en ese caso mancharía la seda. Si está manchada, será necesario limpiarla. Para hacerlo, crearemos una pasta con una cucharada de agua (15 ml.)  y dos cucharadas de bicarbonato (15 g.). Frotamos ligeramente la pasta contra la base de la plancha. Y posteriormente la retiramos con un paño húmedo, lograrás tener una base limpia.
  • 2. Enchufa la plancha: es importante que la configures con la potencia más baja. Un exceso de temperatura puede dañarla. Si queremos acertar con la temperatura adecuada, lo conveniente es seguir las indicaciones de la etiqueta.
  • 3. Coloca una manta de algodón de color blanco sobre la tabla de planchado. Ello evitará que los colores de otras telas se filtren a la seda.
  • 4. Voltea la prenda. Es muy importante que planches la prenda del revés, (por la parte interior con acabado mate). Así, evitarás brillos no deseados. La seda es un tejido muy sensible, y es por ello, que este paso resulta esencial para no dañar las prendas.
  • 5. Alisa la seda y coloca un paño de algodón sobre el área donde empezarás a planchar. Repitiendo este proceso a lo largo de toda la camisa, obtendremos un resultado óptimo en la seda sin dañarla.

Con estos 5 consejos, podrás enfrentarte a la tarea de planchar tus camisas de seda con total confianza. ¡Y recuerda! lo más importante es establecer la temperatura adecuada en la plancha y voltear la prenda para el planchado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

 

Tu casa en las mejores manitas