¿Cómo limpiar tarima flotante?

La tarima flotante es uno de los tipos de pavimentos que más se utilizan hoy en día. Además de su económico precio, ofrece un aspecto semejante al de la madera y muy sencillo de mantener. Para los que todavía no sepáis cómo limpiarla, en Multihelpers os traemos unos útiles consejos. Mantener vuestro suelo limpio y en las mejores condiciones, es sencillo si permaneces atento a lo que explicamos a continuación.

¿Con qué limpiar la tarima flotante?

La principal diferencia entre los suelos de madera y la tarima flotante es su composición. La tarima flotante no está compuesta exclusivamente de madera. La tarima está compuesta por diferentes capas de madera y derivados del plástico. Por ello, su tratamiento es diferente. Al estar tratada industrialmente, esta madera resiste mejor el desgaste y la suciedad, por lo que resulta más sencillo de limpiar.

Al hilo de esto, recomendamos limpiar con mopa o aspirador, el polvo que se vaya acumulando. Además del utensilio, la frecuencia también es algo a tener en cuenta. Lo interesante es hacerlo dos veces a la semana. Suficiente para que no se acumule suciedad, pero no excesivo para que la labor sea demasiado reiterativa. También aconsejamos que se limpie cualquier mancha en el momento de producirse. Ya que si se dilata demasiado, para el momento en que queramos limpiarla, la mancha habrá penetrado en los materiales de la superficie.  Cuando veas que hay una mancha limpiarla inmediatamente con un trapo húmedo para evitar que se incruste en el material. Para limpiar la tarima flotante se puede utilizar un detergente o friega suelos no abrasivos diluido en un cubo de agua para evitar que deje una película pegajosa.

Por último, recuerda que no se trata de madera natural, por lo que no debes ni encerar ni pulir la tarima, solo conseguirás dañar el material. Ni mucho menos acuchillarla, ya que la profundidad de madera que tienen estos suelos es ínfima.

¿Cómo limpiar la tarima flotante para que brille?

Por último, hay que decir que el uso y el deterioro natural afectará a la tarima. Pierde el brillo propio que tenía. No te preocupes. Después de limpiar la tarima, como lo hemos explicado antes, debemos repasar el suelo con agua limpia para retirar cualquier rastro de detergente que pueda quedar. Recuerda lavar la fregona fuera del cubo al terminar cada estancia.

Siguiendo con el proceso,  volveremos a repasar la zona con fregona. Sin embargo en este caso, utilizaremos una mezcla de agua con vinagre blanco.  El vinagre neutralizará el detergente y conseguirá un suelo resplandeciente. Nuestras abuelas ya utilizaban este remedio para los suelos de madera, pero el poder de este producto también se puede utilizar a la hora de limpiar la tarima flotante sintética y conseguir que recupere su aspecto inicial.

Otro de los trucos para limpiar la tarima flotante y darle brillo, se logra al añadir media taza de vinagre y un poco de lavavajillas. No solo retirará la suciedad más incrustada, sino que tu suelo recuperará su aspecto original. ¡Es tan sencillo!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Tu casa en las mejores manitas