¿Con qué limpiar el parquet?

El parquet es un tipo de revestimiento de suelo que hoy en día se encuentra en casi todas las casas, porque aporta calidez y armonía a cualquier estancia. Pues bien, es muy importante saber cómo cuidarlo para proteger no solo a toda tu familia, sino también a la madera y que dure muchos años más. En este artículo te explicaremos con qué limpiar el parquet fácilmente para conservarlo en el mejor estado posible durante más tiempo.

Limpiar el parquet sintético o laminado

Si en tu casa habéis puesto tarima flotante o parquet sintético, eres de los afortunados a la hora de limpiarlo. Este tipo de suelo ofrece la mayor de las comodidades a la hora de mantenerlo, pues pasando una mopa cada dos o tres días, dependiendo del uso que le estemos dando, retiraremos la capa de polvo e impediremos que se adhiera al suelo.

Para limpiar el parquet laminado basta con diluir jabón neutro en un cubo de agua y pasar la fregona una, dos o tres veces a la semana, según si vivimos solos y pasamos todo el día en la oficina, si somos más en casa o si hay niños y/o animales domésticos. Si ves que hay alguna mancha que se resiste más puedes frotar con un trapo húmedo y lavavajillas en la zona. Recuerda que lo importante es no dejar que las manches penetren, por lo que recomendamos que cuando se te caiga algo al suelo, lo limpies enseguida.

Con qué limpiar el parquet natural

Si tenemos un suelo de madera maciza, debemos ser un poco más cautelosos, ya que, al tratarse de un material noble, los productos químicos no son muy recomendados. Para limpiar el parquet natural deberemos utilizar el cepillo de la aspiradora, en vez de la mopa, de esta forma evitaremos arrastrar el polvo y que se esconda en las vetas de la madera. Recuerda realizar este gesto frecuentemente para evitar que el polvo se quede pegado a la madera.

Limpiar el parquet con vinagre

Una vez a la semana, como máximo, prepara un cubo con agua con un chorrito de vinagre blanco o de manzana. Escurre bien la fregona para que esté a penas húmeda. Recuerda que la madera cambia su composición cuando entra en contacto con el agua, por lo que si se moja demasiado las tablillas podrían llegar a levantarse. Al limpiar el parquet con vinagre conseguirás que la madera no solo recupere su brillo original, sino que esté libre de gérmenes gracias al poder desinfectante del vinagre, por lo que mucha gente sigue optando por este método casero.

Si prefieres utilizar productos comerciales, recuerda utilizar productos específicos para la madera y utilizar la dosis mínima recomendada. Y nunca debes limpiar el parquet con lejía o con amoniaco, estos productos abrasivos dañan el material.

Como ves, para limpiar el parquet natural o sintético, no hace falta un alto desembolso de productos, sino que, con un mantenimiento contante y unos trucos caseros, el suelo de tu casa se conservará en perfectas condiciones durante muchos años.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Tu casa en las mejores manitas