Lavar ropa delicada: ¿mejor a mano o en la lavadora?

Lavar ropa delicada, ¿mejor a mano o en la lavadora?

En multitud de ocasiones nos encontramos con prendas de alta calidad que hemos comprado para alguna ocasión especial o capricho y tenemos la duda de si lavar ropa delicada es mejor a mano o en la lavadora. Son muchos los mitos que circulan a través de la red o las leyendas que se han ido transmitiendo con el paso de los años generación tras generación. Por esta razón, hemos recogido algunas informaciones importantes sobre las ventajas y los inconvenientes de lavar ropa delicada usando una u otra técnica.

Lavar en la lavadora

Si bien es cierto que encontramos algún tipo de lavadora desde el siglo XVII, no sería hasta principios del siglo XX cuando comenzarían a aparecer las primeras máquinas eléctricas que se podían conectar y trabajar de forma independiente. Con este aparato llegó una importante revolución al mundo de las tareas domésticas que trajo consigo tanto ventajas como desventajas.

De esta forma, la tarea de lavar la ropa se convirtió en algo más cómodo, más seguro (al poder disponer de una lavadora en casa y no acudir a zonas de lavado común) y ahorran dinero gracias a un uso más racional y pragmático del agua durante el proceso de lavado.

Por otro lado, las lavadoras no están exentas de desventajas como el uso de gran cantidad de energía, el aumento del gasto en agua y electricidad y a largo plazo no toda la ropa soporta el intenso movimiento a la que es sometida dentro del tambor de la lavadora.

En el caso de contar con prendas delicadas, debemos fijarnos bien en la etiqueta de la ropa para comprobar si nos permite lavado a máquina y cuáles son las especificaciones correctas que debemos seleccionar en la misma. Algunas máquinas actuales cuentan con programas para ropa delicada, sin embargo, es mejor comprobar si las condiciones en las que se ejecuta el programa pueden ser soportadas por la ropa que vamos a introducir.

Lavar a mano

Lavar a mano es algo que cada día podemos ver en menos casas. La llegada de la lavadora ha desplazado esta técnica hasta casi dejarla abandonada. Sin embargo, en algunas ocasiones, cuando contamos con alguna prenda delicada, no estamos seguros de si la lavadora será una buena forma de conseguir que esa camiseta, vestido u otro elemento quede perfectamente limpia sin ningún problema que termine con la pieza.

Lavar a mano conlleva un mayor gasto de jabón, un mayor gasto de agua y un desgaste sobre nuestras manos. En el lado contrario, los beneficios de lavar a mano son: un lavado personalizado por cada prenda, hacer ejercicio físico y un consumo de dinero y energía menor.

Si quieres lavar una prenda a mano, deberás llenar un recipiente con agua fría y poner el jabón que hayas seleccionado en su interior. Después, sumergir y lavar suavemente sin frotar la prenda evitando remojos largos para no estropear la fibra. Una vez terminado este proceso, tienes que aclarar la pieza con agua fría en abundancia y escurrirlas sin retorcerla.

De esta manera, lavar ropa delicada es mejor a mano que en la lavadora si tenemos en cuenta las condiciones de la prenda elegida. Pero, para nosotros, el gasto y el esfuerzo serán mayores. ¡Decide la opción que más te convenga según tu situación!

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *