ahorrar energía en casa

Cada día son más las personas que buscan formas de ahorrar energía en su vivienda. Bien sea por un tema económico o por un tema de conciencia ambiental, ahorrar energía supone un beneficio. Para ello, encontramos multitud de formas con las que conseguir ahorrar energía sin grandes inversiones económicas. A través de la electricidad, el aislamiento, el uso del agua, los horarios… con pequeñas pautas podemos conseguir un importante ahorro de energía en nuestro hogar.

Cómo ahorrar energía: electricidad

Para ahorrar energía en casa, uno de los consejos más tradicionales es contratar una tarificación nocturna. Esto puede llegar a conseguir hasta un 40% en el ahorro económico de nuestra factura de la luz. Para ello, solamente debemos cumplir algunos criterios que especifica la compañía eléctrica. Sin embargo, debemos prestar atención ya que, si consumimos electricidad en un periodo diferente al que tenemos contratado, la factura podrá ser bastante superior.

Si lo que estás buscando es ahorrar energía en invierno debes seguir estos consejos. En primer lugar, debes ventilar la casa el tiempo justo, con 5 minutos bastará. En segundo lugar, debes intentar mantener el calor en la vivienda el mayor tiempo posible. Así, mediante paneles reflectantes para los radiadores conseguirás un gran resultado. También puedes colocar elementos aislantes en la parte inferior de las puertas. De esta manera, conseguirás mantener el calor en la habitación e impedir la entrada de aire frío.

Por último, aunque al principio pueda suponer un gasto económico elevado, adquirir bombillas LED es una gran solución. El ahorro a largo plazo es importante y supone una gran ayuda para el mantenimiento general de nuestra vivienda. Así mismo, debes recordar que los aparatos en Stand By siguen consumiendo, aunque en menor medida. Por esta razón, mantenerlos en esa posición no supone ningún ahorro.

Cómo ahorrar energía: agua

El agua es un bien básico más económico que la electricidad. Por esta razón, en muchas ocasiones no prestamos atención al considerable ahorro de energía que podría suponer seguir algunas pautas con respecto a su uso. De esta manera, si nos damos duchas más cortas, procuramos lavar con agua fría y ajustamos la temperatura del calentador, conseguiremos reducir el nivel de consumo de agua en nuestra vivienda y ahorrar energía en casa.

Además, si contamos con una placa termosolar en la cubierta de nuestra vivienda el ahorro será bastante superior. Este tipo de placas realiza un intercambio de calor entre el agua del recorrido interior y el agua para el consumo. De esta forma, cuando el agua llega hasta el depósito del calentador, ya se encuentra a una temperatura superior. Así, el calentador gastará menos energía para obtener la temperatura adecuada y nosotros gastaremos menos agua para realizar nuestras tareas diarias. Por otro lado, el importe de estas placas suele ser bastante económico e incluso podemos encontrarlas fabricadas de forma artesanal.

Sigue estos pequeños consejos mediante diferentes formas de ahorrar energía y consigue mejorar tu situación económica y la situación ambiental de tu entorno.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *