El Decálogo del Buen Helper

Los Helpers son unos auténticos manitas. Destacan por su profesionalidad pero también porque dejan una impresión muy positiva en todos los clientes. Si acabas de recibir tu primera tarea de Multihelpers puede que estés impaciente por dejar una buena impresión. ¡No te preocupes! Después de tantas tareas solucionadas hemos detectado diez recomendaciones que todo buen Helper sigue para dar un servicio de diez. ¡Apúntalas y tenlas presentes siempre que puedas, verás como recibirás valoraciones muy buenas!

1. El Tiempo es Oro

¡Un buen Helper tiene puntualidad inglesa!

¡Atento! El cliente te ha hecho un hueco en su horario para solucionar su problema. Llegar tarde en muchos casos puede suponer que el cliente ya no quiera realizar la tarea. Si ha surgido algún problema y no puedes evitar llegar tarde, acuérdate de avisar a Amelia lo antes posible.

2. “Ding Dong”, el Helper ya está aquí

“¡Hola! Soy…., vengo de parte de Multihelpers”

El buen Helper se presenta, saluda educadamente. Es importante tener buena presencia y ser agradable para crear una impresión positiva en el cliente. Recuerda que la primera impresión es muy importante. Si el cliente te ve como una persona afable se sentirá más tranquilo y estará muy predispuesto a facilitarte la resolución de la tarea.

3. Déjate guiar

¡No entres como Pedro por su casa!

(aunque te llames Pedro)

Un buen Helper no entra hasta que lo inviten a hacerlo. Pregunta dónde es la reparación o tarea del hogar que se necesita hacer. El cliente te guiará hasta la zona donde tiene que hacerse la reparación y te contará cuál es su tarea a solucionar. Si observas que necesitas mover algún elemento de la zona para poder trabajar más cómodamente consúltalo primero con el cliente.

4. Explica qué tarea vienes a solucionar

¡Hay que evitar los malentendidos!

Es importante que tanto Helper como cliente tengan claro cuál es el trabajo a realizar antes de comenzar. Las tareas se presupuestan para una actividad o serie de actividades determinadas. El buen Helper realiza las tareas para las que se le ha solicitado, no hace más o menos tareas, a no ser que se pacten previamente.

5. Sonríe

Crear un ambiente positivo y distendido ayuda mucho.

Un buen Helper es amable y simpático. Todo se hace más llevadero con una sonrisa. Y si el Helper tiene una actitud positiva, es más probable que el cliente también la tenga. Cuanto más fluida sea la comunicación con el cliente, más fácil será preguntarle las dudas que tengas con la tarea.

6. Saca lo mejor de ti

¡La tarea está ahora en tus manos!

Un buen Helper realiza la tarea siempre de la mejor manera posible, lo hace como si fuese su propio hogar el que está reparando. Piensa que el cliente confía en ti para solucionar un problema en algo tan importante para él como es su casa.

7. No des tu número de teléfono

¡No intercambies tu número de teléfono con los clientes!

Recuerda que Multihelpers se encarga de gestionar las tareas con los clientes, Amelia es la que se encarga de que la información fluya entre clientes y Helpers. Ellos saben que la plataforma se encarga de gestionarles todo y prefieren que siga así. Además si no podemos comunicarnos con tus clientes no podremos respaldarte en tus próximas tareas.  Si el cliente está satisfecho y necesita de nuevo una manitas en el hogar, ¡te lo haremos saber!

8. Avisa de que todo ha ido bien

¡Escríbele un mensaje a Amelia informando de que todo ha ido bien!

Recuerda que aunque Multihelpers no esté presente en el hogar del cliente, siempre está en tu móvil.  No dudes en ponerte en contacto si tienes alguna duda sobre la tarea u ocurre cualquier imprevisto. ¡Ah! Y recuerda, cuando acabes la tarea avísanos. De esa manera podremos dar por finalizada la tarea y podrás recibir el importe que se había acordado. Si ha habido algún problema o necesitas volver otro día para acabar la tarea es muy importante que lo comuniques también, de esta manera podremos gestionar la resolución en el menor tiempo posible.

9. Limpieza total

Un buen Helper deja el hogar igual que cuando llegó.

Hay tareas que por su naturaleza se tiende a manchar o ensuciar. Restos de materiales, pintura, envoltorios etc. Es inevitable. Nunca dejes restos de basura en casa del cliente. Recoge todo lo que has utilizado y no te dejes tus herramientas (no sería la primera vez que pasa).

10. ¡Hasta la próxima!

¡No te marches de la casa como alma que lleva el diablo!

Pregúntale al cliente si ha quedado todo como esperaba. Si creas buena impresión y quedan satisfechos es muy posible que quieran volver a utilizar la plataforma para realizar su próxima tarea. Y seguramente pregunten por ti para que te encargues de realizarla.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Tu casa en las mejores manitas