Diferencias entre parquet y tarima

Diferencias entre parquet y tarima

Son muchos los clientes que no terminan de tener clara la diferencia entre parquet y tarima. Por esta razón, hemos preparado un artículo en el que dejar bien claro los elementos característicos de cada uno. Así, a pesar de las grandes similitudes existentes debido al desarrollo tecnológico experimentado, podremos tener una idea clara y precisa sobre lo que realmente es parquet y lo que se considera tarima. Gracias a ello, podremos tomar la decisión más adecuada a la hora de adquirir estos elementos para nuestra vivienda.

Qué es el parquet

El parquet es el suelo de madera más utilizado a lo largo de la historia. Este tipo de pavimentos aportan la calidez, naturalidad y luminosidad que estamos buscando para nuestro hogar. Por esta razón, los suelos de parquet tienen una gran aceptación entre la mayor parte de sus usuarios. Los suelos de parquet están compuestos por madera en su totalidad y tienen un espesor de unos 10 milímetros. De esta forma, la composición del parquet es totalmente natural y ecológica. Además, generalmente, el parquet se ha instalado sobre el propio pavimento de la vivienda mediante un adhesivo y tras la nivelación del suelo. Los tipos de madera más utilizados son: roble, pino y jatoba.

El parquet es un suelo que se asocia a lugares elegantes y distinguidos. Por esta razón, normalmente lo encontramos en lugares privados y de tránsito reducido. Teniendo en cuenta su espesor, un lugar con un alto tránsito de personas podría deteriorarlo de forma rápida. Así, el parquet suele ser un pavimento reservado solamente para algunos lugares. Sin embargo, el aspecto estético que ofrece este tipo de suelos lo convierten en una gran opción para todos los espacios de nuestro hogar. Por esta razón, son muchos los usuarios que quieren disponer de parquet a lo largo de toda su vivienda. Así, está decisión suele ser individual y sopesada con las ventajas e inconvenientes del material.

Qué es la tarima

Las diferencias entre parquet y tarima flotante son cada día más pequeñas. Así, tras la gran cantidad de avances tecnológicos que se han producido en el sector, ambos son materiales muy cercanos. Por este motivo, debemos prestar atención a algunos detalles que nos ofrezcan pistas sobre esas diferencias.

La tarima se compone generalmente de una pequeña capa de unos 4 milímetros de espesor de madera natural. Esta capa es la última y, por tanto, la que podemos ver y sobre la que caminamos. Por este motivo, el aspecto estético de tarimas y parquet es muy similar. Además, existen también tarimas macizas que son prácticamente iguales que el parquet. Por esto, la principal diferencia entre parquet y tarima reside en su montaje. En líneas generales, la tarima suele montarse sobre unos rastreles, o listones de madera, que se encuentran anclados al forjado de la vivienda. De esta manera, el suelo evita el contacto directo con otro material y la nivelación se produce a través de los rastreles.

Como podéis observar, las diferencias entre parquet y tarima son muy pequeñas. Por esta razón, la decisión sobre el solado que podemos elegir para decorar nuestra vivienda debe ser algo personal que dependa del espacio y el presupuesto de cada uno.

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

one comentario

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *