En el cuidado de personas mayores ¡Cuidado con el calor!

Todavía queda mucho verano con ese buen tiempo y el calor que muchos deseamos para desconectar, relajarnos, pasear, tomar el sol, hacer una escapada al camping, a la playa, etc., pero no hay que olvidar que el calor viene del aumento de la intensidad de la radiación solar, y esta conlleva unos riesgos para todo el que se expone.

calor cuidado prevencion

¿Pero… para todos por igual?

No, ya es sabido que los bebés y las personas mayores son grupos de mayor riesgo cuando vienen olas de calor y necesitan más atención y cuidado. Los bebés siempre los vemos envueltos en paños blancos y con una buena cobertura de crema factor 60+, pero muchas personas mayores salen sin la protección adecuada para su piel.

Si vas a salir a dar un paseo con los mayores de la casa lo ideal es hacerlo cuando todavía no ha empezado el calor o cuando el sol ya ha bajado, pero si esas horas no son posibles, o tenéis que hacer algo durante las horas más críticas, sigue estas recomendaciones para evitar sustos:

Cuidado personas mayores calor

· Protege su cabezadel sol con sombreros o gorras para evitar el sol directo en la cara.

· Ropa amplia que favorezca la transpiración y de colores claros ayuda a evitar el aumento de la temperatura corporal.

· La hidratación es fundamental, no hay que esperar a tener sed, ten a mano agua, zumo, refresco, etc. frescos pero no demasiado fríos, la diferencia de temperatura puede ser brusca para el cuerpo.

· Las comidas tienen que ser ligeras y frecuentes, una digestión pesada no permitirá que nuestro cuerpo regule con normalidad. Frutas y verduras nos ayudarán.

· Evita ingesta de café y alcohol que deshidratan, así como alimentos calientes como sopas o guisos.

Y en el cuidado en casa es fundamental seguir también unas pautas, especialmente en zonas con temperaturas muy elevadas como pueden ser Andalucía y Valencia.

· Permanecer en las habitaciones más frescas de la casa.

· Dar duchas frescas (no frías), lavar la cara y las manos o refrescar con paños húmedos en cuanto hay síntomas de calor extremo.

· Bajar las persianas durante el día y abrir las ventanas durante la noche para evitar entrar el calor y refrescar por la noche la casa.

· La exposición durante un rato a temperaturas más bajas con un aire acondicionado es muy recomendable, y en caso de no tener, hay que intentar pasar unas horas en locales que sí cuenten con él, como centros de la tercera edad, centros comerciales, etc.

Incluso siendo muy cuidadoso y siguiendo estos consejos, puede pasar que la persona a nuestro cuidado empiece a sentir, sin otro motivo aparente, dolor de cabeza intenso, nauseas, fatiga, calambres en el vientre o extremidades, sed insaciable, y en última instancia temperaturas superiores a 40 grados e incluso convulsiones. En este caso es imperativo avisar a los servicios de emergencias y mientras llega, intentar que la persona mayor esté tumbada en el lugar más fresco y cómodo posible, con los pies algo elevados, beba pequeños sorbos de agua fresca e intentar dar algo de aire y  especialmente cabeza, ingles y axilas.

Con esto minimizaremos los riesgos del golpe de calor que está sufriendo, y el equipo sanitario se encargará de su posterior cuidado.

En caso de tomar alguna medicación, el médico dará pautas más concretas, pues estos medicamentos pueden afectar a como el cuerpo regula la temperatura o pueden intensificar los problemas del calor.

Además, hay determinadas personas con trastornos cognitivos que no les permiten percibir el calor real, o incluso la sed que tienen, lo cual genera una rápida deshidratación que intensifica los riesgos de sufrir un golpe de calor que puede causarnos graves problemas.

Con respecto al cuidado de niños de 0 a 4 (grupo de riesgo) hay que asegurarse de

· Vestirlos con ropa ligera y clara, ya que absorbe menos el calor que la oscura (preferiblemente blanca o beige).

· Lávalos a menudo con paños frescos para evitar sudor e irritación.

· Que beban abundante líquido (agua y zumos frescos).

· Y aunque resulte evidente, NO dejar NUNCA a los niños en el coche cuando haga un mínimo de calor. Cada año vemos en las noticias algún suceso de este estilo.

Y para los cuidadores de animales… recordad que los peludos también tienen calor, es posible que más, así que no los paseéis al sol, evitad aceras que quemen (probad a poner la palma, si os quema a vosotros, a ellos también), que los paseos sean menos intensos con calor extremo, y la hidratación es tan importante como en los humanos; en casa agua fresca cada poco rato y a la sombra, y de paseo intentar que haya fuentes o riachuelos en el recorrido. No queremos que nuestros peludos o los que estamos cuidando acaben en el veterinario con un golpe de calor.

Y oye… que el verano, siguiendo ciertas precauciones ¡¡¡está para disfrutar!!! Así que adelante.

Fuente de las imágenes: http://www.abc.es/20110621/sociedad/abci-cambio-climatico-muertes-201106211632.html; http://elviento365.com/noticias/3669/

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Encuentra gratis personas de confianza cerca de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *