¿Cómo decorar la pared detrás del sofá?

¿Crees que la pared detrás del sofá está demasiado sosa? Si acabas de comprar tu nuevo sofá y crees que a la decoración de tu salón le falta algo de chispa, en este artículo te ayudamos a encontrar la inspiración para decorar la pared detrás del sofá.

Consejos para decorar la pared detrás del sofá

El sofá es la pieza estrella de cualquier salón, por eso ponemos tanto empeño a la hora de elegirlo. Eso lo saben muy bien los expertos en sofás de Mundoconfort. De hecho, este mueble condiciona toda la decoración de la estancia y, por ello para acertar debemos decorar bien. Por suerte, para decorar la pared detrás del sofá encontramos múltiples alternativas, y nosotros te las vamos a dar todas.

Láminas decorativas

Las láminas nos dan un sin fin de posibilidades en la pared detrás del sofá. Podemos jugar con los tamaños, formatos y colores para hacer una composición que aporte a la pared detrás del sofá dinamismo. Lo mejor es que sean todas de la misma temática: botánica, marinera, animales, geométricas… y por supuesto que combinen los mismos colores, tanto entre ellos como con el sofá para que todo quede bien integrado.

Si no quieres saturar demasiado la pared, puedes optar por un trío o un dúo de cuadros en el mismo tamaño, que hagan juego entre ellos, que estén correctamente alineados y a la misma altura (las medidas exactas son 30cm entre los cuadros y el sofá y que estos no sobresalgan del ancho del sofá). Por si no los sabías, según los expertos en decoración, el 3 es el número mágico en la decoración. Si consigues cumplir los requisitos anteriores, crearán una composición llena de armonía y orden.

Pero si lo que no quieres es complicarte demasiado, también puedes decantarte por usar una lámina tamaño XXL en la pared detrás del sofá, abarcando prácticamente toda la amplitud de la superficie. Si esta es la opción que eliges, ten en cuenta que captará muchísimo la atención, por encima del resto de decoración. Por ello, debe destacar pero no desentonar, y para evitarlo debes asegurarte de que tanto estilo como colores encajan con el resto de elementos. Además, al tratarse de un formato extra grande, debes añadir un marco discreto y fino para no saturar. Para colgarlo, asegúrate de que quede centrado, a una distancia de entre 5 y 10cm del sofá.

Fuente: @mgarridoestudio

Como decimos, los dúos también funcionan muy bien. Con ellos podrás conseguir prácticamente el mismo efecto que con una lámina XXL, pero evitando el peso de que el tamaño de una sola obra condiciones todo tu salón. Una alternativa exitosa para la propuesta del dúo de láminas en la pared detrás del sofá es la de dos cuadros rectangulares en vertical, que darán a tu salón una sensación de verticalidad, como si el techo se elevara.

¿Qué te parecería sustituir las láminas por fotografías familiares en la pared detrás del sofá? Es un recurso mucho más personal que las láminas. Además, también es atemporal y elegante, si las fotografías son en blanco y negro. Son muchas las personas que optan por este recurso decorativo, que además confiesan hacerlas sentir bien al recordar buenos momentos.

Si quieres que la composición quede equilibrada, usa las fotos más grandes en los extremos y las pequeñas y tamaños medios en el centro. Por supuesto, deberás enmarcarlas todas.

Todo tipo de espejos

El recurso de los espejos en la pared detrás del sofá nunca falla. Con ellos podrás crear una especie de ventana en tu salón e, incluso, reflejar las vistas ganado profundidad, espacio y luz en la estancia, sobretodo si lo colocas enfrente una ventana de verdad. Según la filosofía Feng Shui que emplean algunos decoradores, los espejos deben colocarse a la altura de los ojos (a unos 160/170cm del suelo) y reflejar cosas bonitas, pero nunca el desorden o puertas (de ahí nuestra sugerencia de la ventana).

Los espejos son perfectos cuando la distribución de tu salón es alargada para evitar la sensación de embudo. Con ellos, multiplicarás visualmente el espacio. Si colocas un espejo grande sobre el sofá y pones otro igual en la pared de enfrente, ambos a la misma altura, conseguirás ampliar visualmente los metros del salón.

¡Mix and match! ¿Qué te parece mezclar los dos recursos? Es decir, usar láminas enmarcadas y espejos creando una composición en la pared detrás del sofá. Emplea diferentes marcos, tamaños y elementos (eso sí, con puntos en común) para que la combinación sea enérgica y al mismo tiempo equilibrada. A la hora de colocarlos, emplea una distancia mínima de 10 cm entre cada uno de ellos para que la composición respire. ¿Quieres un truco para que quede perfecto? Primero haz la composición en el suelo, dentro de un rectángulo imaginario, y después trasládala a la pared.

Fuente: @el_mueble

Cuadros apoyados contra la pared

Si te pasa igual que a los nórdicos y no te gusta colgar nada de las paredes, tienes la opción de apoyar tu cuadros en ella. De esta forma, si son grandes podrás colocarlos en el suelo y si son pequeños usa una mesa auxiliar, pegada a la pared, para darles altura y que se ven bien en la distancia.

Fuente: @el_mueble

 

Estanterías hasta el techo

Con una librería hasta el techo en la pared detrás del sofá, además de decorar conseguirás un extra de almacenamiento, que siempre viene muy bien. Nuestro consejo es que sea del mismo color que las paredes para que se mimetice con el entorno y conseguir sensación de uniformidad.

Si te parece demasiado excesivo la librería, una versión reducida son las baldas alineadas y del mismo color que la pared para conseguir un aspecto homogéneo. Eso sí, no la cargues con muchos libros y piezas de tamaño XL, en su lugar usa objetos pequeños y poquitos libros en vertical y horizontal. ¡Y no te olvides de un jarrón con flores para el punto de alegría!

 

Revestimientos decorativos

Esta propuesta además de estética es práctica. ¿Sabias que un 20% de la energía de nuestros hogares se pierde por el mal aislamiento de las paredes? Pues, si instalas un revestimiento decorativo de madera a mitad de altura de la pared, además de aislar tu salón, tanto térmica como acústicamente, darás un toque decorativo muy acogedor.

Nuestra recomendación es que elijas las lamas de color blanco o madera natural para captar más la luz. Para el resto de pared, te sugerimos colocar un papel pintado para hacer contraste.

Además, por si no lo habías pensado, este revestimiento protegerá la pared detrás del sofá de las típicas fricciones y marcas que se hacen con el tiempo y el uso del sofá.

Fuente: plataformaarquitectura.cl

Vinilos decorativos de pared

Los vinilos en la pared detrás del sofá son un recurso muy vistoso y sencillo, que aportan mucho al mismo tiempo y, además, son muy fáciles de poner. Lo mejor es que los elijas en las mismas tonalidades de los textiles del salón.

Por último, otra sugerencia es que pintes la pared detrás del sofá en un color que contraste con el resto de paredes. Por otra parte, en los últimos años se ha puesto muy de moda juntar la cocina y el salón en un mismo espacio, por lo que muchas personas deciden emplear el respaldo del sofá a modo de separador entre la zona de estar y el salón. De esta forma, puedes aprovechar para colocar contra el respaldo una consula o aparador, que te hará las veces de mueble auxiliar para la mesa del comedor, en el que guardar mantelería, vajilla, cubertería y cristalería.

Tu casa en las mejores manitas