CÓMO COLOCAR UN APLIQUE

¿Necesitas aprender a colocar o instalar un aplique? En el post de hoy te vamos a enseñar cómo colocar un aplique por tu propia cuenta paso a paso. La luz es esencial en una vivienda por lo que tienes que tener en cuenta al colocar el aplique que ilumine correctamente.

Si quieres ayuda de los mejores profesionales para realizar la tarea puedes pedir un presupuesto online a través de este enlace de manera completamente gratuita.

¡Únete a nuestra Newsletter para leer más post cómo este!

Signup now and receive an email once I publish new content.

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

7 PASOS PARA COLOCAR UN APLIQUE

Ten en cuenta que vamos a instalar un elemento que está conectado a la corriente. Es por ello, que lo primero que tenemos que hacer es quitar la electricidad de forma que no corramos ningún riesgo a la hora de colocar el aplique.

PRIMER PASO: SITUAR EL APLIQUE CORRECTAMENTE

Lo primero que hay que hacer es marcar dónde vamos a colocar el aplique. Es muy importante señalar bien la zona para que quede recto. Para ello te recomendamos usar un nivel para saber si estás colocando el aplique recto o no.

Una vez que hayas elegido el lugar exacto en el que vas a colocar el aplique ayúdate de un lápiz para marcar el lugar en el que hay que hacer los agujeros.

SEGUNDO PASO: AGUJEREAR LA PARED

Para agujerear la pared nos ayudaremos de un taladro en modo perforación. También es importante saber que hay que usar una broca adecuada para agujerear paredes.

Al comenzar la perforación es importante poner el taladro de manera completamente vertical a la pared, de esta forma nos aseguramos de que los agujeros queden perfectos y podamos meter fácilmente tanto los tacos como los tornillos.

TERCER PASO: METER LOS TACOS EN LA PARED

Ahora toca meter los tacos en la pared. Para hacerlo nos ayudaremos de un martillo de goma. En caso de no tenerlo, puede hacerse también con un martillo normal pero con cuidado para que los tacos no se estropeen.

CUARTO PASO: CONECTAR LOS CABLES DEL APLIQUE

Este puede que sea el paso más difícil de realizar. Pero no te preocupes, aunque sea un poco más técnico se puede hacer fácilmente si tenemos un poco de calma. Es importante asegurarnos una vez más de que no llega electricidad a este punto.

Lo primero de todo es comprobar que le hemos sacado punta a los cables y que se pueden conectar. Para sacarles punta tenemos que ayudarnos de una tijera con la que apretaremos suavemente para cortar solo el plastico que rodea al cobre. Una vez hecho esto, veremos que si tiramos del plástico este saldrá con facilidad y se quedarán los hilos de cobre al descubierto.

Estos hilos los enroscaremos de forma que no se separen los unos de los otros. Para ello, simplemente hay que dar vueltas en dirección del cable y se quedarán más unidos. Así podremos maniobrar mejor con ellos.

Una vez que hayamos sacado punta correctamente a los cables hay que conectar el toma de tierra en su borne correspondiente. Hay algunos que no tienen ningún borne, pero en caso de tenerlo, por seguridad, siempre es mejor conectarlo.

Una vez hecho esto solo nos queda para poder conectar los cables al aplique meter el resto de cables por el orificio del aplique preparado para esto y conectarlos al portalámparas. Este tendrá dos agujeros preparados para meter ahí los cables y una vez hecho esto solo habrá que apretar con un destornillador los tornillos.

Con este paso, ya habríamos acabado de conectar los cables al aplique.

QUINTO PASO: FIJAR EL APLIQUE A LA PARED

Una vez hayamos acabado de conectar los cables del aplique, tan solo tendremos que meter tirafondos o tornillos para dejarlo bien agarrado a la pared. Este paso es sencillo, primero enroscaremos un poco con la mano y luego nos ayudaremos de un destornillador para meter los tornillos hasta el fondo.

SEXTO PASO: PONER LA BOMBILLA

Este paso es el más sencillo a la hora de colocar un aplique en la pared. Tan solo tendrás que roscar la bombilla en el portalámparas. Ten cuidado de no hacer mucha fuerza para no romper ni la bombilla ni el portalámparas ya que son delicados.

Además, si usas guantes te asegurarás de que no manchas la bombilla y la luz saldrá de la manera más limpia posible.

SÉPTIMO PASO: PONER LA TAPA

Para acabar de instalar el aplique en la pared tan solo tendrás que volver a colocar la tapa. Esta generalmente habrá que encajarla y no será necesario usar tornillos. Pero eso puede depender del tipo de aplique.

Con estos pasos ya tendrías el aplique perfectamente colocado en la pared. De todos modos, si te surge algún tipo de duda de cómo instalar un aplique en la pared, lo único que tienes que hacer es ponerla en los comentarios y nosotros te ayudaremos a resolverla. Y no olvides que si quieres que la tarea la realice un profesional puedes pedir un presupuesto gratis a través de este enlace. Como siempre, nos vemos en el siguiente consejo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Tu casa en las mejores manitas